Página 1 de 1

Maratón CDMX Telcel 2019

Publicado: Jue Ago 29, 2019 11:49 pm
por ManoloBazán
Mi historia del Maratón
La previa: Me despierta la alarma de mi celular, 4:35 am, había dejado todo listo para salir sin demora, suelo ir lo más ligero posible, sin mucho show, unos tenis marca Brooks para pisada pronadora, una playera de motivos del IPN (Politécnico) con un Huelum marcado en la espalda, mi short pirata Adidas que ya tengo de hace un rato y unos tines de 5 varos que compré por ahí, el número aún en la mano con el 2136, me esperaba un camino largo con trasbordo hasta CU. Un Hot cake que mi hijo preparó untado con miel, agua, fue mi desayuno.

En medio de las oscuridad nos adentramos en los linderos algo resguardado por vigilantes nocturnos, taciturnos, sólo seguía a algunos la pista que dejaban a los lejos algunos participantes mientras apuraba mis paso para llegar lo más pronto a los corrales, pues ya eran casi las 6:30.

Mis ojos divisan la salida y la voz oficial del Maratón anima esos momentos previos, diviso la entrada del brazalete gris y salto unas barandas que me separaba de las vallas de los corrales. Desde ahí veo a los élites calentar de un lado a otro. De pronto anuncian la apertura de los bloques, la gente se desespera y se derriban vallas veo alguien tropezar, se hizo un caos.

El Maratón: Ya instalados, se entona el himno mexicano y uno a uno dan la salida, ahí van las personas en silla de ruedas, personas ciegas y sus respectivos guías, luego los élites, primero las mujeres y minutos después los hombres.

Comienza la carrera para mí, estaba ubicado algo adelante así que pude moverme con tranquilidad sin desbocarme, de repente veía a muchos tomar ritmos endemoniados como un raramuri con chanclas y vestimenta que los identifica, es notorio que la ruta aún oscura es en relativo descenso.

Hace una año había marcado mi peor tiempo en este Maratón, por lo que traté de no ser tan pretencioso en mi marca y me tracé como tiempo a correr 3:34, a un promedio aproximado de 5 min/km, pero por momentos mi ritmo estaba buen margen debajo de ese límite planeado.

A diferencia de años pasados por todo ese trayecto de Insurgentes había poca gente, poco aliento, poca luz hasta llegar a la Glorieta, casi el km 10, donde empieza el bullicio y el aliento sin cesar, gritos en alusión al motivo de mi playera me hacían volver la mirada hacia un lado para ver ese noble apoyo, levanto la mano y sigo, sigo.

Dejamos Insurgentes y vinieron calles, vueltas, corría al lado de no tantos acompañantes, gritos y alientos, de no tantos, un señor, una señora, una dama con su perro que en silencio nos ven pasar, me siento cómodo, mi ritmo sigue siendo algo rápido. En el 15K decido hacer mi primera hidratación esperando hacer la siguiente en el km 25.

Me concentré más en mi carrera aunque de vez cuando miraba al rededor mío, otro raramuri pero en tenis corriendo cerca de mí, adelante una chica morena y fuerte corriendo con solvencia, no faltan los personajes coloridos en vestimentas y algunos sin playera, en fin, vamos corriendo.

Un par de Kms se hizo en el Bosque de Chapúltepec 1a sección, de ahí enrumbamos hacia el Auditorio, un amigo de mi chamba quedó esperarme a la mitad del Maratón para acompañarme hasta la meta, ahí está, me llama y me dice que me espera al otro lado en el punto señalado con el 21 Km.

Ni bien se acomoda me ofrece varios frijolitos Sport Beans que nunca había comido en ninguna distancia, unos energetizantes que muchos lo usan en distancias como estas o de enorme desgaste físico, me ofreció también Gatorade que bebí alterando un tanto el plan, un conocido me reconoce y me grita "Perú", "Kike", le grito y levanto una mano como saludándolo.

Vinieron recorridos calurosos, el sol ya pegaba aunque mi ritmo había vuelto a ponerse debajo del tiempo planeado ya que durante los kms anteriores había rebasado ese límite ya que fueron unos tramos de relativa subida. Lejos de todo eso me seguía sintiendo bien.

Al retomar Paseo de la Reforma veo mucha gente, apoyando, niños, adultos, chocándote la mano, ofreciéndote, dulces, plátanos, pedazos de naranja que yo no acepté porque seguía con los benditos frijolitos y de pilón unas gomitas que aunque sabrosas no los suelo utilizar.

Mi valedor me graba video con su celular, de repente me asomo por un lado de él y luego por el otro lado, "cómo te sientes", me pregunta, "cansado", le respondo, me ofrece su hidratante, le digo que aún no, que lo postergaría hasta el 34K, de modo que me paro para descansar un poco le dije, y así fue, aunque reconozco que debí haberme hidratado antes, ya ni arrepentirse es sano.

Estamos cerca del Monumento a la Revolución, vuelve a grabarme mientras va narrando una historia, como periodista, "es lo que hacemos por nuestros hijos, para que sigan los buenos ejemplos", va diciendo, yo la verdad me siento algo cansado, mi ritmo se mantiene bien pero amenaza con detenerse, agrega también que ahora estoy representando al Poli (IPN) y saludo a la camarita.

En el km 38 me dice que me hidrate porque va a tirar ya la botella, así que bebo más de lo acostumbrado, el "dolor de caballo" se hacía presente punzante, iba a retardar mi paso por el lugar donde me esperaba mi hijo y mi esposa, tuve que caminar inevitablemente, por momentos trotaba algo y por momentos volvía a seguir con denotada lentitud.

Retomo el paso, poco a poco, es el Km 40, veo el Palacio de Bellas Artes que me parece lejano, distante aún cuando me acercaba tenue. Busco a mis seres queridos y no los veo aún, todavía falta, finalmente los diviso, me está grabando, le doy un beso y ella me dice "sigue, sigue" y sigo, mi cuate que también venía grabando y narrando hacía referencia a ese momento sublime que es cuando te vez con los tuyos, en instantes únicos, inigualables.

En el Km 41 me paro, ya notablemente cansado, retomo el paso y todo eso queda en la cámara del celular, viene una vuelta por Bolívar y luego continuamos por El Salvador hacia 20 de noviembre, en esos instantes ya se me hacía interminables las calles, la gente a los lados alentando. El Km 42 está ahí, lo veo como se acerca con pausada calma, la veo me ve y no me deja ir rápido.

Decido hacer el cierre, dar lo último, jalo, algo me detiene, me rasga me aprisiona al suelo, los calambres aparecen con crueldad, hago un grito que apenas se escucha entre el bullicio de los espectadores con sus alientos, es inevitable bajar el ritmo, falta poco, tomo fuerza y decido terminar "corriendo", cueste lo que cueste, ya no hay más porque detenerme, son al rededor de 50 mts, apuro el paso y entre dolores vanos cruzo la meta, ya ahí me alejo de ellos.

Al final mi tiempo fue de 3:34:05, tiempo chip, ahí estaré el próximo año intentándolo otra vez correr más rápido esta distancia que aunque es de 42.195 Kms en realidad fueron más. No importa, ahí estaremos de nuevo, ahí siempre estarán alentando a todo pulmón, el chico, el grande, el viejo, el joven, la doña, la dama con su perro, y siempre te estirarán la mano, para estrechar la tuya o simplemente para darte un dulce, y mientras te llenan con su aliento te ofrecerán agua, como cual sediento recibiremos agradecidos para seguir corriendo hacia la meta...

Re: Maratón de la Ciudad de México Telcel 2019

Publicado: Sab Ago 31, 2019 10:55 am
por arq4001
Felicidades Manolo.

Re: Maratón de la Ciudad de México Telcel 2019

Publicado: Sab Ago 31, 2019 11:15 am
por ManoloBazán
arq4001 escribió:Felicidades Manolo.

Gracias y saludos Arq...

Re: Maratón CDMX Telcel 2019

Publicado: Vie Sep 13, 2019 3:18 pm
por Miguelsan
Felicidades Manolo.

Leí con atención tu crónica; en algún momento me sentí en la acera observándote, feliz de ver tu gran esfuerzo.

Pronto nos veremos cruzando la meta.

Re: Maratón CDMX Telcel 2019

Publicado: Mar Sep 24, 2019 8:36 am
por ManoloBazán
Miguelsan escribió:Felicidades Manolo.

Leí con atención tu crónica; en algún momento me sentí en la acera observándote, feliz de ver tu gran esfuerzo.

Pronto nos veremos cruzando la meta.

Gracias y saludos Miguel, pronto estarás cruzando la meta y yo te estaré observando, desde afuera...